Antiangiogénicos.

Las enfermedades oculares que trata la terapia antiangiogénica en oftalmología son la degeneración macular (DMAE), la retinoparía diabética, junto con el edema macular diabético y las alteraciones producidas por las oclusiones vasculares producidas por la retina y la coroides. Este tratamiento debe realizarse en un ambiente y con materiales totalmente estériles.

El procedimiento es muy corto y se realiza a través de una micro- aguja, se inyecta una pequeña cantidad de este fármaco, generalmente en la parte inferior temporal del globo ocular. La recuperación es inmediata y el paciente puede volver a su vida normal en las próximas horas. Los nuevos fármacos en la actualidad redicen el número de intervenciones y mejoran su efectividad. Además, será fundamental un examen oftalmológico completo previo mediante pruebas diagnósticas como la OCT y la angiografía. En determinadas enfermedades de los ojos, y sobre todo a nivel de la retina, el organismo produce nuevos vasos que alteran el funcionamiento de la zona lesionada. Es el caso de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) Húmeda, entre otros procesos. En ese caso se realiza terapia antiangiogénica (T.A.A.).

Hacer una cita